Vídeo vs. vídeo

Si hay algo que no podemos achacar a la crisis es el desinterés de muchas de las parejas de novios por el vídeo de la boda. Es muy frecuente observar como se califica al reportaje de vídeo como algo pesado y aburrido. “El complemento ideal para echar a las visitas” dirían algunos…

Defender esa idea es tan improductivo como dejar de ir al cine porque hemos visto alguna película muy mala, o dejar de escuchar música, porque el artista de moda no nos gusta.

De igual manera que parece más sensato ser selectivo con el cine que vemos o con la música que escuchamos que privarnos del placer de disfrutar del buen cine o la música que nos emociona, también deberíamos plantearnos buscar a los profesionales adecuados para disfrutar y emocionarnos cada vez que revivamos el día de la boda en vez de renunciar a tener ese hermoso recuerdo, sólo porque algunos “profesionales” no sean capaces de transmitir toda la intensidad y emotividad del día más especial de nuestras vidas.

Cabría preguntarnos porque es cada vez mas frecuente esta actitud negativa de los novios frente al vídeo de boda.

En mi opinión, la respuesta es muy simple. La mayoría de los videógrafos de boda llevan 20 años vendiendo la novedad del soporte “vídeo clip” y eso, a estas alturas, cuanto menos ya no es novedoso. Además, aún reconociendo que el vídeo clip como concepto es un soporte muy atractivo visualmente, no tiene la fuerza narrativa necesaria para contar historias y transmitir toda la carga emocional de ese día. La música como elemento principal, relega la magia del momento a un segundo plano, perdierdo toda la carga emocional.

vídeo documental

 

En Prodisa cambiamos la forma en que tradicionalmente se han hecho los vídeos de boda adoptando un formato de documental televisivo, mas adecuado por ser mas narrativo y mas íntimo haciendo posible que el recuerdo de ese día perdure en el tiempo con toda su emotividad y espontaneidad.

Esta entrada fue publicada en artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *